¿Se pueden decodificar los problemas con el dinero?